2.08.2017

¿ Eres un bibliófilo o un bibliómano?



Biblioteca pública de Vancouver (Canadá)
En estos tiempos en que las adicciones a las nuevas tecnologías empiezan a preocupar, en especial a los teléfonos portátiles, que para nuestros jóvenes se han vuelto casi imprescindibles, la palabra bibliomanía parece algo anticuada. Os sugerimos que leáis el artículo del enlace, publicado en el portal yorokobu, donde podéis aprender que en el siglo XIX, existía una importante adicción a los libros. También se remarca la diferencia entre ser un bibliómano y un bibliófilo y se hace un repaso por el “éxito” del libro electrónico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario