5.15.2011

Poemas de Francisco Villaespesa

El poeta Francisco Villaespesa, fue uno de los discípulos y admiradores del nicaragüense Rubén Dario y continuador de la poesía modernista.


 Caperucita encarnada
- Caperucita, la más pequeña
de mis amigas, ¿en dónde está?

-Al viejo bosque se fue por leña,
por leña seca para amasar.

-Caperucita, di, ¿no ha venido?
¿cómo tan tarde no regresó?

-Tras ella todos al bosque han ido
pero ninguno se la encontró.

-Decidme, niños, ¿qué es los que os pasa?
¿Qué mala nueva llegó a la casa?

¿Por qué esos llantos? ¿Por qué esos gritos?
¿Caperucita no regresó?

- Sólo trajeron sus zapatitos...
Dicen que un lobo se la comió.
Francisco Villaespesa.
 
La dama vestida de blanco
Jardín blanco de luna, misterioso
jardín a toda indagación cerrado,
¿qué palabra fragante ha perfumado
de jazmines la paz de tu reposo?

Es un desgranamiento prodigioso
de perlas, sobre el mármol ovalado
de la fontana clásica: un callado
suspirar;... un arrullo tembloroso...

Es el amor, la vida... ¡Todo eso
hecho canción! La noche se ilumina;
florecen astros sobre la laguna...
¿Es la luna que canta al darte un beso,
o el ruiseñor que estremecido trina
al recibir los besos de la luna?

Francisco Villaespesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario